Volver al Blog
emily-underworld-Ko3EMBFggok-unsplash

¿Por qué las redes afectan nuestra salud mental?

Este pasado 2021, influencers como Dulceida y Laura Escanes han abandonado las redes sociales para cuidar de su salud mental. 

¿Cómo hemos llegado a este punto? ¿Ahora hay más gente afectada por trastornos mentales o simplemente hay más visibilidad? ¿Cuándo hay que parar? 😵

Las redes sociales se han convertido en un espacio a través del cual conocemos el mundo que nos rodea, en el que creamos y construimos relaciones, y a partir del cual configuramos nuestra propia identidad y nos expresamos. Nos pasamos el día en las redes, son una parte de nuestras rutinas y nuestros día a día. 

Pero no todo lo que es oro reluce, pues las redes tienen una doble cara. Por un lado, todo lo que muestran que mayoritariamente es una imagen perfecta, y por otro la realidad, que muchas veces esconde vulnerabilidad e inseguridad. Insultos, odio y la perspectiva de tener una vida peor a la de los demás son riesgos que esconden las redes, y no hace falta ser influencer o tener muchos seguidores para verse encerrado en ellas. 

Por tanto, queda claro que las redes sociales nos afectan a la salud mental, porque nos involucramos mucho emocionalmente y ocupan gran parte de nuestras vidas. Según un estudio hecho por la Royal Society of Public Health y la Universidad de Cambridge en 2017 Instagram es la plataforma más perjudicial para la salud mental. 

La OMS afirmó que “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. La salud mental es un tema que siempre ha preocupado a este tipo de organizaciones, pero que después del 15 de marzo de 2020, día en que se anunció el confinamiento, encendió todas las alarmas. Todos hemos pasado malos momentos, baches emocionales y estrés, y tenemos que saber parar y pedir ayuda, sino eso puede afectar a nuestra salud física.

Es por eso que se cree que últimamente hay más personas afectadas por este problema, porque la pandemia ha potenciado cualquier bache emocional convirtiéndolo en una crisis o una salud mental débil. 

Raquel Moyá, directora ejecutiva de ¿Y Psi Hablamos? Psicólogos Online explicó en una entrevista a SModa que a las personas con problemas y adicciones con las redes se les recomienda un parón de entre uno y dos meses. 

Para resumir, en el momento en el que hacemos que las redes pasen a formar parte de nuestras vidas, se convierten en un potencial factor para nuestra salud mental. Esto sumado a un incremento de odio en las redes, causado por la pandemia, ha hecho que muchas personas decidan retirarse de las redes en general, y de Instagram en particular. 

Para que estas sean un lugar seguro, tenemos que colaborar todos. ¿Empezamos ya? 🥰