Programas de embajadores con Influencers


Los mejores defensores de tu marca con un poder de prescripción por encima de la media.



Cada vez resulta más evidente el importante papel que ejercen las redes sociales en nuestros hábitos de consumo. Lo que empezó como una manera de presentarnos en sociedad y mantener el contacto con nuestros amigos y familiares se ha convertido en una potente plataforma donde las marcas presentan sus productos y servicios a los usuarios de dichas redes.

El problema es que cada vez somos más inmunes a los mensajes publicitarios de las marcas, teniendo mucha más credibilidad los mensajes procedentes de otros usuarios de redes sociales que percibimos como más cercanos y parecidos a nosotros. En definitiva, cada vez confiamos más en las cara y menos en los logos.

Llegados a este punto, es imprescindible que las marcas se realicen la siguiente pregunta: ¿Cómo hacemos para seguir llegando a nuestro público de una manera creíble y cercana?

Tenemos a nuestra disposición una  herramienta muy potente que nos puede ayudar a alcanzar este objetivo: Los Programas de Embajadores. Ya se ha hablado mucho del llamado “Influence Marketing” y de cómo la ejecución de este tipo de campañas puede ayudar a las marcas. Aquí vamos a hablar de cómo convertir a estos influencers en auténticos defensores de nuestra marca, en embajadores.

Los embajadores de marca son aquellos perfiles con los que establecemos colaboraciones duraderas, de manera que se establece un vínculo entre marca e influencer mucho más potente del que podríamos conseguir con una colaboración “one-shot”. Muestran un mayor apego emocional con la marca y el contenido que generan suele ser más natural y espontáneo, por lo que poseen un poder de prescripción más grande. 

Hay diferentes cosas que debemos tener en cuenta a la hora de planificar este tipo de programas para nuestra marca: 

1. Escoge los perfiles adecuados: 

Una vez tenemos claro cual es el producto o servicio que queremos comunicar a través de nuestro programa de embajadores, deberemos buscar los perfiles adecuados para ejecutarlo. 
Es importante que nuestros embajadores sean personas afines a nuestros valores y que puedan beneficiarse de nuestro producto, ya que encajaría en su estilo de vida.
De esta forma, las menciones a nuestra marca serán percibidas como naturales y orgánicas por la audiencia del influencer, con lo que tanto influencer como marca se verán beneficiados de esta relación.

2. Cuida la relación con tus embajadores:

Tan importante es encontrar a los perfiles adecuados como mantenerlos fieles a nuestra marca.
Por ese motivo es primordial que cuidemos la relación con nuestro embajadores: obsequiarlos con producto, acordarnos de su cumpleaños o invitarlos a eventos que realicemos son algunos ejemplos de cómo podemos fidelizarlos y conseguir un apego emocional con la marca, que, muy probablemente, se va a ver reflejado en las futuras menciones que realicen sobre nosotros.
 

 3. Dale poder a tus portavoces: 

Es muy importante entender que si queremos que este tipo de colaboraciones sean un éxito debemos dejar cierta libertad creativa a los embajadores para que comuniquen nuestro mensaje con su propio estilo. Estos perfiles han construido su base de seguidores con mucho esfuerzo y dedicación y son los expertos en generar contenido de interés para su audiencia.
 

 4.  Mide la performance de tu programa:

Dependiendo de los objetivos que nos propongamos conseguir con nuestro programa de embajadores vamos a medir unas variables o otras. Aquí os especificamos las métricas básicas a las que deberíamos prestar atención para medir el éxito de nuestros programa.

–       Alcance de nuestro programa: ¿A cuántos usuarios únicos hemos impactado con la activación de nuestros perfiles?

–       Impactos: ¿Cuántas impresiones hemos generado en estos usuarios?

–       Engagement generado: ¿Cuántos likes, comentarios, visualizaciones ha obtenido el contenido generado por nuestros embajadores?

–       Análisis del hashtag de campaña: ¿En cuántas publicaciones ha aparecido nuestro hashtag y a cuanta gente ha llegado?

–       Tráfico a nuestra web, perfil, landing..: ¿Cuánto tráfico han generado nuestros embajadores a las diferentes plataformas de la marca?

–       Contenido: ¿Cuántas piezas de contenido han generado los perfiles activados para nuestra marca?

  

En definitiva, si juntamos todos estos ingredientes vamos a ser capaces de confeccionar un programa que va a ayudar a nuestra marca a llegar a nuevos usuarios de una forma creíble y orgánica, con un poder de prescripción por encima de la media y reforzando los valores con los que comulgamos a través de nuestros portavoces más fieles. ¿Y vosotros, ya os habéis atrevido con embajadores para vuestra marca?  
 

ARTÍCULOS RELACIONADOS