Microinfluencers: menos es más.

Ese pensamiento de: “ a más, mejor” no siempre es aplicable al mundillo del Influence Marketing. Es por eso que  elegir un grand influencer no siempre significa reportar mayores beneficios. Muchas veces es al contrario, elegir a un micro influencer puede beneficiar más a tu marca de lo que esperabas. Ellos suelen lograr mayor interacción en sus perfiles, tienen un porcentaje más alto de conversiones y seguidores más fieles. La suma de estos factores genera mayor reputación de marca y engagement.   

Esto nos lleva a pensar: podemos tomar el número de seguidores como principal calificativo para considerar a alguien influencer? Y la respuesta es un rotundo no. 

La cantidad de seguidores es sólo un número cuando el contenido no es de calidad. A la hora de calificar un perfil nos fijamos antes en la calidad del contenido y la interacción que provoca este en su audiencia.  La compra de los followers entre perfiles grandes y de crecimiento acelerado es cada vez más común. Por lo tanto, no podemos fijarnos en la cantidad de seguidores como referente para contratar a un perfil. Para presumir puede ser que este dato aun sirva pero si hablamos de efectividad, guiarse por un criterio tan vago es un error.     

No. Más “followers” no es siempre mejor
Llegar al reach esperado en cada campaña es muy importante pero, como ya hemos ido diciendo, tener muchos followers no es sinónimo a ser el perfil perfecto. Las verdaderas personas influyenteson aquellas que crean un contenido que gusta y engancha a la gente y este factor no se mide exclusivamente por número de seguidores. Debemos tener en cuenta la importancia del engagement y la credibilidad que aportan sus contenidos junto a una audiencia adecuada al producto que se quiere anunciar.   

 

Ojo. Micro-influencer no es sinónimo de micro-resultados.

Puede que no tengan una base de seguidores tan numerosa, pero son personas influyentes en su sector y pueden proporcionar, comparativamente, un grado de credibilidad mucho mayor. Esto conlleva mejores resultados ya el contenido creado por expertos en el tema suele ser mucho más creíble y ayuda a incrementar la reputación de marca. 

 

En definitiva, la calidad de un influencer no se basa solo en la cantidad de seguidores que este tenga. Es muy importante analizar otras variables del perfil y de la audiencia para determinar qué tipo de perfil sería el perfecto para nuestra campaña.

ARTÍCULOS RELACIONADOS