CREATORS: el mejor contenido que jamás habrías imaginado

De saturación a seducción

Vivimos en un mundo que está en continuo movimiento, donde son constantes los cambios en el mercado. Hay muchas marcas con muy buenas ideas y la innovación ya no es suficiente para que la tuya sea la elegida.

Los consumidores no se sienten atraídos por la publicidad online convencional, el 36% la considera intrusiva y/o molesta según el Estudio Content & Native Advertising de la IAB Spain. Están hartos de ser bombardeados con mensajes publicitarios, se sienten saturados y esto no es únicamente malo para ellos, sino que también es negativo para tu marca.

Ante esta realidad, es el momento de ver más allá de la mera satisfacción de necesidades, es el momento de transmitir historias reales, que verdaderamente conecten con los consumidores. Es en este punto donde cobra protagonismo una figura clave: el content creator. Una persona que comparte los valores de tu marca y que se siente tan a gusto con ella que ha demostrado que tiene la capacidad de generar contenido de calidad, que genera interés y que ayudará a construir complicidad y engagement con tu audiencia.

No es necesario que sea una persona súper cool, con gran cantidad de seguidores en sus redes sociales, ya que, al final, únicamente les estamos invitando a crear contenido que se publicará bajo tu logo. Lo esencial es que tenga el talento de crear contenido de una forma original y alineada con la identidad de tu marca, y ya si coincide con que esta persona es tu consumidor, sería maravilloso, ¿quién convencerá mejor a un público para que use tu marca que alguien que ya realmente la use? No decimos nada nuevo, cuando afirmamos que es más fácil que alguien que esté convencido de lo buena, bonita y barata que eres, logre persuadir a los demás para probarte. 

La sociedad de consumo es cada vez más exagerada y buscar cierta naturalidad en un producto es lo que verdaderamente conecta con los usuarios. Así que ya sabes, evita grandes gastos innecesarios en shootings, contratación de modelos, estilistas, localizaciones o dale un respiro a ese pobre becario vegano que debe hablar sobre las maravillosas hamburguesas que hay en la carta de tu restaurante. Confía en los que verdaderamente funcionan y construye una marca que sea comunicada por personas para personas, con contenido real, que seduzca a quien esté delante de la pantalla interesándose por ti. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS